Empresa de detectives privados en Sevila

Detectives y espionaje de fraudes

Lejos de los que pueda parecer o lo que puedan pensar la mayoría de las personas, los detectives privados en Sevilla actualmente trabajan con más casos de investigación de bajas laborales y fraudes a aseguradoras que infidelidades y asuntos de pareja. Normalmente, al pensar en esta profesión uno se imagina todo lo contrario, pero la realidad es que los detectives privados no pasan todo el día persiguiendo a amantes.
Los fraudes fiscales y de empresas se convierten en el caso más común para la actividad detectivesca. Esta índice viene creciendo desde hace unos años y supone uno de los principales motivos de pérdidas para las compañías, alcanzando cifras millonarias. Entre los casos más comunes se encuentran los robos a almacenes, tanto esporádicos como continuados, y el espionaje industrial, a través del cual muchos empleados venden informaciones de la empresa a otras interesadas en patentes y proyectos.