Empresa de detectives privados en Sevila

Archivada la denuncia contra el detective que investigaba a una divorciada

La Audiencia de Sevilla ha archivado de forma definitiva la denuncia que una mujer presentó contra el detective en Sevilla que realizó un informe mediante el cual el juez acabó retirándole la pensión compensatoria. La ex mujer de su cliente estuvo cobrando este dinero 17 años después de que se divorciaran.

En el informe elaborado por el profesional se recogían pruebas de que la divorciada trabajaba cobrando “en negro” como limpiadora, conviviendo de forma marital con su pareja. Debido a esta situación el juzgado de Alcalá de Guadaíra retiró a su ex pareja la obligación de pasarle la pensión.

Dada esta situación, María A. M. S denunció al falso detective, a su ex marido y a otras dos personas que declararon como testigos alegando que habían “faltado deliberadamente a la verdad para favorecer” a Antonio M. I., su ex pareja.

Debido a que a la juez “no le cupo ninguna duda de la veracidad de sus manifestaciones” archivó la denuncia. También determinó que de forma clara se veía la identidad de la persona que había aparecido en el informe del detective, pese a que la denunciante había cambiado su aspecto físico a la hora de acudir al juicio.

Por lo que ahora se ha procedido a la archivación de la causa por la Sección Séptima de la Audiencia. Esto no hace posible que se recurra por vía ordinaria. La audiencia alega que la denuncia “realizar una nueva e interesada valoración del material probatorio recopilado en aquel procedimiento civil, como forma heterodoxa de revisión de la sentencia dictada en el mismo, lo que no es de recibo”.

En su auto de archivo la juez de instrucción 1 de Alcalá de Guadaíra afirmaba que había confirmado que no tenía constancia de que los investigados hayan faltado intencionadamente a la verdad y sus manifestaciones. Ya que pudieron equivocarse en algunos datos como el número de casa donde entraba y salía la denunciante. Frente a ello no puede haber “plena credibilidad a lo manifestado por quien es la pareja sentimental e hijo de la denunciante”.

La divorciada acudió “con la cara operada, el pelo teñido y gafas graduadas que nadie le vio puestas antes”. Es por ello que tanto el detective como el divorciado y los testigos planean acciones penales contra la mujer y su abogado.

Por ello, desde Detectives Zurita te animamos a contratar los servicios de un detective en Sevilla si tienes alguna duda sobre este tipo de temas. Confiar en profesionales es más que necesario para poder esclarecer algunos asuntos de índole judicial.