Empresa de detectives privados en Sevila

Detención de un falso detective privado en Sevilla

Conocer el número de licencia de los detectives privados en Sevilla a los que acude es algo cada vez más necesario. En Detectives Zurita facilitamos toda la información que sea necesaria para ofrecer un servicio totalmente transparente. Sin embargo, en algunas ocasiones, los clientes no piden a otros supuestos profesionales la identificación necesaria. Dando lugar a problemas como el ocurrido en marzo.

La Policía detuvo el pasado 19 de marzo en la capital hispalense a una persona que se hacía pasar por detective privado en la localidad. A este hombre, que responde a las iniciales F.C.B, es el presunto autor de delitos de falsedad documental, estafa y usurpación de estado civil.

A lo largo de este tiempo se ha hecho pasar por un detective privado en Sevilla con la formación requerida. Sin embargo no disponía del número de lincencia ni los conocimientos necesarios para ejercer.

Para poder llevar a cabo la identificación y captura del mismo, han intervenido varios detectives profesionales que se habían visto perjudicados por la actividad de este señor. También ha participado la Unidad Territorial de Seguridad Privada, que fueron los primeros en informar sobre la irregularidad que se estaba cometiendo.

A través de ganarse la confianza de sus clientes lograba convencerlos para que contrataran sus servicios. También usaba citas a otras agencias de peso, bastante conocidas, dando lugar de esta forma a la contratación de trabajos que solo deben llevarse a cabo por profesionales de la investigación.
Los hechos que le han delatado ha sido la falta de rigor a la hora de hacer los contratos, la dudosa veracidad de su contacto y el alto precio que cobraba a sus clientes. En sus despacho ha sido posible encontrar pruebas que afirman que no realizaba el servicio con transparencia. Entre los datos facilitados se encuentra el hecho de que carecía de un Libro de Registro obligatorio y la falsificación de contratos, así como facturas de varias cifras diferentes.
Para conseguir que sus clientes pagaran más de lo que se había acordado en un principio este falso detective les abonaba facturas de cifras cada vez más elevadas. La justificación se basaba en pura necesidad para la resolución del caso. También utilizaba firmas falsas de detectives a los que decía haber contratado para llevar a cabo algunos trabajos.